julio 2017

La vergonzosa idea errada de que todos los fanáticos del death metal eran de mente enferma, adoradores del demonio obsesionados con el suicidio tomó posesión, y el género era frecuentemente confundido con la escena de black metal noruego (muy diferente), donde se habían producido quemas de iglesias, suicidios y asesinatos.

En realidad, los fanáticos del death metal son como cualquier otro rockero. Hay algunos actos satánicos, pero esto es a menudo más como una metáfora de la fuerza interior y una reacción contra el cristianismo. En cuanto al implacable gore y la muerte, ¿llamarías a alguien loco por leer libros de terror o ver películas espeluznantes? Creo que no.

Hoy en día, el death metal es reconocido como una música emocionante, y desafiante que ofrece a los guitarristas enormes oportunidades de expresión. Uno de los guitarristas más realizados técnicamente del género es Ralph Santolla, anteriormente de Deicide y que actualmente ejerce su profesión con Obituary: “No se trata sólo de técnica”, señala Santolla, cuya marca registrada es su estilo melódico de solos.

“Cualquiera puede practicar durante 10 horas al día – eso requiere disciplina, no talento. Lo que me impresiona es cuando la gente toma esa técnica y hace buena música con ella. Por ejemplo, Alexi y Roope de Children Of Bodom son una gran inspiración para mí. El álbum de Deicide, The Stench Of Redemption [2006] recibió mucha atención por mi forma de tocar la guitarra, pero nunca habría tocado esas cosas si no hubiera sido por haber hecho una gira con esos dos chicos cuando estuve en Iced Earth”. “Verlos tocar me llevó de nuevo al picking alterno amplio y rápido, que había dejado caer al borde del camino. Yo estaba haciendo más legato, cosas de intervalo grande, pero me di cuenta de que podía hacer lo que estaban haciendo y hacer que sonara súper cool”.Brutal death metal Los suecos Dark Tranquility e In Flames también fueron actores clave en el death metal melódico, mientras que otros evitaban la música tradicional, como las bandas ‘-ation’ de la escena de NY: Immolation, Incantation y Suffocation. El sonido golpeador y percusivo de este último dio origen al subgénero del “brutal death metal”; Pestilence, Nocturnus, Cynic y Atheist, mientras tanto, inyectaron tiempos y melodías por fuera, creando “death metal progresivo”. Lee mas